En los últimos dos años, tras una congelación de cinco años, el salario mínimo está registrando subidas relevantes, pero el IPREM se mantiene intacto. Hay convenios que utilizan como referencia el salario mínimo y no subirán sus salarios conforme a estas subidas. El indicador que mide ayudas o el paro (el IPREM) está congelado hace años y algunas prestaciones lo fijan como requisito, haciendo cada vez más difícil a trabajadores con ingresos bajos acceder a ellas.

Ver noticia original ➥