La Comisión Permanente de la Sequía de la Confederación Hidrográfica del Duero acuerda flexibilizar las medidas restrictivas sobre derechos y concesiones aplicadas durante el pasado año. La situación actual de las reservas de agua en la demarcación ha mejorado considerablemente desde mediados de febrero. Así, los embalses del Estado han subido del 32 al 85% de su capacidad tras las numerosas borrascas. Este incremento permitirá que la campaña de riego pueda desarrollarse con total normalidad salvo en algunos sistemas como el Pisuerga-Bajo Duero

Ver noticia original ➥