Si eres menor de 47 años, lo más probable es que estés cotizando por la base mínima, que es lo que hace el 93% de las personas que trabajan por cuenta ajena en esa franja edad. Eso significa, que en 2016, habrás estado pagando alrededor de 275 euros al mes, salvo que cuentes con alguna bonificación. El problema es que el dinero que percibimos en caso de baja por enfermedad o, más importante, lo que cobraríamos en caso de jubilación, depende de esa cotización mensual.

Ver noticia original ➥