No somos un gran país, por mucho que lo repita Mariano Rajoy a modo de mantra. Somos un país de mierda que se pone patas arriba porque no acierta a distinguir con claridad si el color de una franja de la camiseta de su selección de fútbol es azul o morada. “La camiseta republicana”, advierte la prensa cavernícola. “Al Gobierno no le hace gracia el nuevo diseño”, dice un presidente de la Federación Española de Fútbol que suspendió la presentación de la camiseta y no descarta cambiar el diseño.

Ver noticia original ➥