El jack de auriculares lleva tiempo diciendo adiós de forma más o menos silenciosa. Había habido pruebas antes, aunque la más llamativa fue la ausencia de este puerto en los iPhone de Apple. El iPhone 7 fue el primero y, tras él, todo el audio se ha confiado al Bluetooth y al puerto Lightning con un adaptador, pero incluso éste ha llegado a estar en duda. Otros fabricantes siguen el mismo camino pero la retirada del jack de auriculares tiene un daño colateral no demasiado visible, pero bastante importante: el adiós a la radio FM.

Ver noticia original ➥