Durante meses se ha sabido que los carnavales iban a darle al conflicto catalán la del tigre. Y no se ha hecho esperar la polémica. Este martes arrancó el concurso oficial del carnaval de Cádiz y sobre las tablas del Teatro Falla ya se ha visto como unos verdugos medievales condenaban al ‘president’ Puigdemont por “alta traición”. Queda mucho por ver.

Ver noticia original ➥