Los 23 aficionados radicales del Sevilla y el Betis detenidos la madrugada previa al derbi por una reyerta multitudinaria han sido puestos en libertad con cargos y obligación de personarse cada 2 semanas en los juzgados. En princpio fueron 24 los detenidos, pero uno de ellos fue puesto en libertad por la Policía. El domingo pasaron a disposición judicial y todos los detenidos se acogieron a su derecho a no declarar, según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Los deteindos son todos varones de entre 20 y 30 años. 3 procedíam de Suecia

Ver noticia original ➥