La delegación ha vuelto preocupada por la percepción de impunidad, debida a la falta de interés en investigar el caso. Especialmente por parte del jefe de la policía y del fiscal general, que no quieren investigar la corrupción ni el lavado de dinero.

Ver noticia original ➥