Una de las cárceles más seguras del Mundo. Especialmente diseñada para atender todas las exigencias de los más despiadados asesinos, psicópatas y otros tipos. Son inspeccionados cada 15 minutos en sus celdas. Caminan con ojos vendados y agachados en traslados.Compartiendo 4,5 metros cuadrados por parejas. Con los mínimos derechos. Un aislamiento extremo que hace la vida casi insoportable. Psicológicamente casi imposible de afrontar. No hay comedor para los condenados a cadena perpetua, que comen en sus celdas. Nunca a solas