Investigadores de la Universidad de Australia Occidental (UWA) han obtenido evidencia de una extraña ceremonia de cortejo: los delfines jorobados (Sousa sahulensis) macho regalan grandes esponjas marinas a las hembras en un aparente esfuerzo por aparearse con ellas.

Ver noticia original ➥