La Patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Cangas denunció a un vecino del mismo municipio, que podría incurrir en una infracción grave a la ley de caza por tener un animal silvestre en cautividad. Se trata de un zorro vivo que fue localizado en una vivienda situada en el término municipal de Cangas. Según la versión facilitada por el propietario del inmueble, el animal lo había capturado meses antes en el interior del gallinero anexo a su casa, alegando que lo tenía retenido para utilizarlo como parte del entrenamiento de sus perros…

Ver noticia original ➥