Según los amigos de Chloe, los ataques que sufría por el Gamergate eran tan fuertes que la distraían de su trabajo y progresivamente le fueron afectando a su salud mental, algo de lo que no se escondía y que además lo reconoció en su página de Patreon. La policía parece haber encontrado lo que parece una nota de suicidio: “Mi muerte no puede quedar en silencio, tiene que ser fuerte y política. Mi vida entera, mi experiencia, mi educación ha llevado a este momento. Sólo espero trauma y muerte para mi existencia.“

Ver noticia original ➥