Con 450 metros cuadrados, el mosaico es el segundo mayor descubierto en Siria. La pieza está integrada en el suelo del templo y contiene teselas de colores que forman motivos geométricos y figuras vegetales y animales, como palomas, ovejas, peces y pavos.

Ver noticia original ➥