Investigadores de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, demuestran que cepas específicas de bacterias comensales –los enjambres de microorganismos que habitan naturalmente en los intestinos– pueden mejorar la tasa de respuesta a la inmunoterapia en pacientes tratados por melanoma avanzado.

Ver noticia original ➥