Los madrugadores que paseaban esta mañana la plaza de Curros Enriquez (Pontevedra) se han topado con 117 fardos de a kilo la unidad envueltos en lo que parecía la portada de ‘Fariña’, el libro secuestrado del que todo el mundo habla, y con un sospechoso remitente: Colombia. Efectivamente, cada fardo llevaba un kilo de un potente estimulante colombiano: café. Como broche de la acción, el narcoalcalde Bea Gondar ha recibido parte del aljjo: “Este 3% está reservado para Bea, para que no me denuncie como a los del libro ‘Fariña’”.

Ver noticia original ➥