Gracias a observaciones por satélite, presentan el estudio más sólido de la masa de hielo de la Antártida hasta la fecha. En el oeste antártico fue perdiéndose hielo progresivamente desde 1992. Desde 2012, se triplicó la tasa de crecimiento de la crecida del nivel del mar con agua derretida en el Antártico.

Ver noticia original ➥