Ya sabemos que Carles Puigdemont y sus consellers han cesado en el cargo desde la aplicación del artículo 155 de la Constitución española de 1978. El primero no podrá cobrar el sueldo completo como president de la Generalitat de Cataluña de 139.585 euros brutos este año. Ingresará la parte proporcional hasta el 27 de octubre, cuando se publicó su destitución en el Boletín Oficial del Estado. Los segundos, tres cuartos de lo mismo: 110.759 euros que se han truncado por poco más de dos meses.

Ver noticia original ➥