Las autoridades de Papúa Nueva Guinea asisten en la evacuación forzada de toda la población de la isla Kadovar, en la provincia Sepik Este de Papúa, Nueva Guinea, donde la erupción de un volcán ha cubierto de cenizas y lava más de la mitad del territorio insular. El despertar repentino del volcán, que expulsa una columna de humo a más de 2.000 metros de altura, se produjo a mediodía del viernes sorprendiendo a los 600 habitantes. Es la primera erupción de este volcán durmiente conocida en la historia. En español: goo.gl/WtRgfT