La misión Galileo detectó in situ los géiseres de agua que salen disparados de Europa hace más de veinte años. La luna de Júpiter es uno de los lugares más prometedores para la búsqueda de vida extraterrestre.

Ver noticia original ➥