Un grupo de científicos identificó el virus que mató a poco más del 80 % de la población indígena del centro y sur de México. ADN extraído de 29 restos óseos enterrados en tumbas de Oaxaca y Estado de México, que según las crónicas pertenecen a víctimas de la primera epidemia propagada en 1545, 24 años después de la llegada de Cortés.

Ver noticia original ➥