La financiación del virreinato de Enrique Álvarez Conde -director del máster de Cifuentes y también director de su presunto trabajo final- ha sido original, variada, un cóctel en "todología" aliñado con sexo, fútbol, detectives… Con CIF propio y una independencia casi absoluta -el IDP sólo rinde cuentas a la URJC a posteriori-, el ya suspendido catedrático de Derecho Constitucional ideó una maraña de titulaciones propias con las que captar alumnos y, por ende, dinero.

Ver noticia original ➥