Un traficante de drogas ha sido detenido en el Barrio de Christania de la capital de Dinamarca, Copenhague, tras cometer una tremenda equivocación. El hombre, que en ese momento llevaba consigo 1.200 cigarrillos de marihuana, confundió un coche patrulla de la Policía con un taxi debido a la urgencia y la prisa de su marcha. El ya detenido, “quería llegar rápidamente a casa”, pero “se llevó una gran sorpresa cuando se dio cuenta de que se encontraba en el interior de un vehículo policial”, comunicó la Policía de Copenhague.

Ver noticia original ➥