La policía mantiene abierta la investigación para esclarecer lo ocurrido en el barrio algecireño de El Rinconcillo, donde dos sargentos y siete agentes de la Guardia Civil fueron agredidos por unas cuarenta personas armadas con palos, botellas rotas y hasta un bate de béisbol. Los hechos se produjeron, cuando los agentes – que se encuentran en comisión de servicio en la Comandancia de esta ciudad – se dirigían hacia un aparcamiento próximo al restaurante en el que habían comido, al encontrarse fuera de servicio y vestidos de paisano.

Ver noticia original ➥