Los agentes detectaron que se encontraban alojados en un hotel de la ciudad y procedieron a registrar las habitaciones. En las mismas intervinieron numerosos efectos, herramientas y útiles. En las inmediaciones también habían dos vehículos fueron decomisados y en los que fueron halladas más herramientas para cometer sus delitos. Disponían de extractores de bombines, tornillos perforantes, láminas de plástico para abrir resbalones, ganzúas de todos los tipos y tamaños, elementos para aplicar sobre las puertas los métodos conocidos como “bumping”

Ver noticia original ➥