Una mujer viajo de Rumania a Italia cuando tenía 19 años para cuidar a una mujer que estaba enferma con un hombre que en ese entonces tenía 40 años, pero la mujer murió y la vida cambió por completo. El dueño de la vivienda y esposo de la mujer que murió la encadenó a una cama, la torturó y violó durante 10 años en su casa ubicada en la provincia de Catanzaro. La mujer estuvo encerrada en un sótano sucio donde no tenía baño y estaba rodeada de alimentos caducados.

Ver noticia original ➥