El detenido, que se consideraba a sí mismo "un muyahidin más", había manifestado su arrepentimiento por no haber viajado a Siria a realizar la yihad violenta, ensalzando y justificando la acción terrorista acaecida el pasado mes de agosto en Las Ramblas de Barcelona, según informan fuentes policiales.

Ver noticia original ➥