El consorcio automovilístico alemán Volkswagen ha cesado a su apoderado general, Thomas Steg, tras hacerse públicos los experimentos en los que se sometió a monos a emisiones diésel para supuestamente demostrar que estos no eran nocivos para la salud.En un comunicado, Volkswagen señaló que la dirección del consorcio reunida hoy “aceptó la petición de cese temporal” de Steg y separarle de sus funciones “hasta que se aclare completamente lo sucedido”.

Ver noticia original ➥