El actor y director estadounidense Morgan Spurlock, conocido por su documental Super Size Me (2004), admitió hoy ser "parte del problema" que supone el acoso sexual y confesó haber protagonizado numerosas situaciones similares a las que estos días están saliendo a la luz en Estados Unidos. "Mientras contemplo a héroe tras héroe, hombre tras hombre, caer al darse cuenta de sus pasadas indiscreciones, no espero sentado a ver quién será el siguiente, sino que me pregunto cuándo vendrán por mí". Él fue acusado de violación en la universidad.

Ver noticia original ➥