Drag Sethlas ha despedido su reinado reivindicando la libertad de expresión después de todas las críticas a su actuación del año pasado. Con una puesta en escena titulada "La última cena" en la que los apóstoles eran todas las drags que participaban este año.