Acaba la fuga del cabecilla de la mayor trama de fraude fiscal destapada en Galicia mediante facturas falsas. El empresario vigués José Manuel Costas, incluido por la Europol entre los más buscados, fue detenido en el norte luso a cien kilómetros de la frontera en la tarde de ayer por agentes del equipo de búsqueda de fugitivos de Madrid y Vigo, así como policías lusos. Él y su hermano están condenados en sentencia firme por un fraude de más de 100 millones que llevó al banquillo a un centenar de empresario

Ver noticia original ➥