Sin estos factores, el crecimiento se hubiera reducido al 1,4%, es decir, apenas un tercio del real. Cuando se habla de “falsa recuperación”, es por ésto. Sencillamente, dos tercios del crecimiento generado, ese que supuestamente nos sitúa a la cabeza de Europa -otra falsedad- responde a factores artificiales implementados ad hoc cuya desaparición ya ha sido anunciado

Ver noticia original ➥