En Estados Unidos, los libros y películas sobre acontecimientos históricos nacionales son un gran éxito de público. Algo que contrasta con el desinterés que los alumnos de todo el ciclo educativo muestran hacia esa disciplina. El sociólogo James Loewen ha investigado el tema y ha llegado a una conclusión: los libros de texto de historia estadounidenses están llenos de mentiras.

Ver noticia original ➥