El PIB chino crece el triple de rápido que el estadounidense, y la porción de la economía global bajo su control no deja de crecer. Inversores y militares de EEUU ya lo consideran la principal amenaza. La confiada actitud de Pekín, que negocia en estos momentos un acuerdo comercial con Estados Unidos, está justificada por las cifras. En el año 2000, China controlaba el 4% de la economía global y EEUU el 31%. Hoy China controla el 15% y Estados Unidos el 24%.

Ver noticia original ➥