Cuando una corriente continua de agua, un chorro, impacta la superficie del agua, forma una cavidad estrecha y de forma cilíndrica. Cuando las gotas de sucesión lenta impactan en el agua, forman cavidades individuales que se cierran y se colapsan antes de que la siguiente gota golpee. El equipo de Splash Lab quería saber qué sucede cuando las gotas de sucesión rápida impactan en el agua. El resultado es una serie única de cavidades dentro de las cavidades que crea una apariencia acanalada.

Ver noticia original ➥