El expediente se basa en una serie de informes en el que se le echa en cara su actividad asociativa, los actos a los que ha acudido y los tuits publicados en su cuenta personal, lo que desde la Asociación entiendes que se trata de una "persecución directa a una representante". Teresa Franco forma parte del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, donde trabaja actualmente en la defensa de unas mejores condiciones laborales para los militares.

Ver noticia original ➥