Un nuevo estudio revela que el Ejército colombiano mató entre 2002 y 2010 a muchas más personas de lo que se creía en los casos de ‘falsos positivos’ para trucar las estadísticas y justificar la ayuda militar estadounidense

Ver noticia original ➥