El Ejército de Tierra quiere prescindir de una soldado que hace dos años denunció acoso sexual en su cuartel. Su caso llegó hasta los tribunales, pero los jueces togados absolvieron al militar acusado por falta de pruebas aunque el fiscal había pedido 6 años de prisión. Ahora, las Fuerzas Armadas consideran que la soldado no es idónea. Victoria denunció a un compañero en 2016 por un presunto abuso sexual al volver de fiesta . El tribunal albergaba "dudas sobre sobre si la soldado se encontraba o no en disposición de dar su consentimiento".

Ver noticia original ➥