Artículo de Yanis Varoufakis publicado en The Guardian. "Tras unas semanas de intercambio político postelectoral, los líderes del M5S y la Liga, Luigi di Maio y Matteo Salvini, llegaron a un acuerdo para formar gobierno. Por desgracia, el presidente Sergio Mattarella utilizó los poderes que le confiere la Constitución italiana para impedir la formación de ese Gobierno y, en su lugar, otorgó el mandato a un tecnócrata, un antiguo empleado del FMI que no tiene ninguna posibilidad en un voto de confianza en el Parlamento."

Ver noticia original ➥