El cura de Cervantes, Ramiro Martínez, contrata el suministro de los locales parroquiales de San Román, Donís y O Pandelo con la primera comercializadora gallega de energía renovable. El párroco gestiona los recibos con el permiso del Obispado de Lugo (…) La idea es que sí no puedes rebajar la factura ni reducir la huella de la producción ni siquiera que te construyan una red decente de abastecimiento, lo mejor es atacar el sistema desde dentro. Eso piensa Román, socio de Nosa Enerxía, y amigo de Ramiro [GAL].

Ver noticia original ➥