Un sumario interno de la Marina de Estados Unidos ha determinado que el empresario Leonard Glenn Francis, de 53 años, accedió a información secreta de alto nivel y contratos militares gracias a fiestas, cenas, artículos de lujos, sobornos y prostitutas. La investigación alcanza a 30 oficiales y marinos y 60 almirantes vinculados al buque insignia de la VII Flota, que controla las operaciones en Asia y el Pacífico oriental con 70 barcos y submarinos, 300 aviones y 40.000 efectivos.

Ver noticia original ➥