La Policía de México encontró al cachorro de dos meses sedado y deshidratado. Alguien pretendía enviarlo por correo desde el estado de Jalisco al estado de Queretaro. Las condiciones en las que se encontraba el animal constituyen un delito de maltrato.

Ver noticia original ➥