Los asaltantes entraron en el chalet y maniataron al perro de raza pastor alemán de la familia, luego con una bolsa de plástico lo asfixiaron y dejaron un cartel con un mensaje de amenaza.

Ver noticia original ➥