Tras una semana en el Gobierno, el equipo de Pedro Sánchez sigue intentando sintonizar el plasma de La Moncloa para que deje de mostrar al expresidente Mariano Rajoy. “Nuestros técnicos llevan horas peleándose con la señal y no hay manera”, admite Isabel Celaá, nueva portavoz del Ejecutivo.

Ver noticia original ➥