Falmata está recibiendo un tratamiento completo de belleza. Sabe que va quedar hermosa, pero eso tendrá una consecuencia fatal. Una vez esté lista, le van a amarrar un cinturón repleto de explosivos. Falmata es una de las cientos de mujeres jóvenes, la mayoría de ellas adolescentes, que se han visto forzadas por el grupo yihadista Boko Haram a convertirse en atacantes suicidas en Nigeria.

Ver noticia original ➥