Sorprende la falta de concienciación de la sociedad, que sigue derrochando grandes cantidades de agua a pesar de la sequía que estamos viviendo. Un ejemplo es Ibiza: tira al mar toda el agua que recicla, litros y litros cada día. Si no llueve, solo tenemos el suministro garantizado hasta final de año.

Ver noticia original ➥