Sin embargo, la despoblación no sólo afecta a los pueblos de interior. Los municipios que más habitantes pierden en España son ciudades medianas, afectadas desde hace años por la desindustrialización (en el norte del país) o el encarecimiento de la vivienda (especialmente, en capitales castellanas y del Sur), que provoca la fuga de los jóvenes a los municipios colindantes

Ver noticia original ➥