Hace algo más de un siglo, un pintor asturiano retrató el momento de la huida de cientos de vecinos con rumbo a América. Ventura Álvarez-Sala fue un pintor comprometido con los problemas de su tiempo y olvidado por haber pintado lo que molesta recordar.

Ver noticia original ➥