Los españoles que viven en Reino Unido, al igual que el resto de inmigrantes de la UE, tendrán un periodo de unos dos años para regularizar su situación en el país tras el Brexit. El Gobierno británico ha enviado una nota técnica en la que explica algunos avances en su plan de regularización de población europea en el país una vez que la salida de Reino Unido de la UE, prevista para marzo de 2019, sea una realidad.

Ver noticia original ➥