La fase expansiva de nuestra economía continúa, pero de los datos se derivan síntomas muy preocupantes, que ponen en cuestión el modelo de crecimiento que se está construyendo.

Ver noticia original ➥