Consideradas como una “tumba maldita”, el cementerio en el que reposan los restos de los trabajadores egipcios que levantaron la Gran Pirámide de Guiza será abierta por primera vez al público desde su descubrimiento hace casi 30 años. El Ministerio de Antigüedades de Egipto anunció que la apertura de este sitio que vio la luz de la modernidad en 1990 estará abierta para los visitantes que quieran conocer este lugar sobre el que rondan leyendas.

Ver noticia original ➥